acceleraterem - Mi musica

Vaya al Contenido
"Living Well Is the Best Revenge"
"Man-Sized Wreath"
"Hollow Man"
"Houston"
"Accelerate"
"Until the Day Is Done"
"Mr. Richards"
"Sing for the Submarine"
"Horse to Water"
"I'm Gonna DJ"

Producido por Jacknife Lee y R.E.M.
El décimocuarto disco de estudio de R.E.M. lanzado el 1 de abril de 2008, donde Stipe y sus compañeros hacen un cambio drástico en cuanto al estilo del disco que quieren hacer. Ya no es un disco de melodías suaves, largo y con un sonido más bien pop, sino todo lo contrario, vuelven luego de cuatro años, de su anterior disco Around the sun, con uno rockero, directo, corto y lleno de furia. El mismo Michael Stipe dijo: «cuando el imperio se está yendo por la taza del wáter, es cuando es fácil escribir las más grandes, y furiosas canciones.»
El disco fue bien recibido por la crítica, y considerado por muchos el mejor disco desde la salida del baterista de la banda Bill Berry en 1997.
En cuanto al sonido, bueno Peter Buck usa la guitarra para darle a las canciones una energía y potencia que hace mucho no se oía en sus discos, y que se asemeja a Monster, con la diferencia, diría yo, de que la idea de ese disco no era hacer uno tan directo, corto y con rabia, sino que era la guitarra que debía sonar distorsionada, fuerte, rockera, más allá de la duración.
El disco consta de 11 canciones, donde al menos en 8 se reconoce esa característica energía rockera del disco, como en "Living well is the best revenge", "Supernatural superserious", "Accelerate", "Horse to water" y "I'm gonna dj". Pero, también te da un respiro con canciones lentas que están intercaladas entre las rápidas, como "Houston", "Until the day is done" y "Sing for the submarine", que hacen que el disco sea más fácil de escuchar. También está, "Hollow man" que tiene la particularidad de empezar con un piano, y que cada vez que llega a los coros, lo hace con la sorpresa de la estruendosa guitarra saliendo de lo que parece una tranquila balada, que le da un cambio de intensidad de sonido muy bien hecho. Además, "Mr. Richards" es una canción que suena noventera, que no es rápida, pero si tiene esa potencia como para alguna vez haber sido single en los noventa, hoy no tendría la misma recepción. "Man-sized wreath" suena algo más funky de las demás del disco, quizás suena algo fuera del disco, pero rockera al fin y al cabo.
El estilo del disco es único en comparación con todos los anteriores de la banda por los atributos antes nombrados, como la voz de enojo de Stipe, y los riffs potentes de Buck, por lo que supieron como reinventarse para este disco, mostrándonos que aún tenían el talento y la personalidad para hacer Rock. No se sienten viejos, solo tienen más experiencia, y lo hacen notar.
Un disco, en general, que no tiene ya un Stipe tan inspirado en las letras, pero que se manda sus buenos versos a veces. Abusa un poco del sintetizador, o si no del sonido guitarrero que a pesar de todo no llega a aburrir, puesto que la duración es bastante corta (34 minutos), en comparación con los anteriores desde la salida de Berry.
Lo considero recomendable, incluso si nunca has oido la banda, porque no es nada que hayan hecho antes, y que se oiga frecuentemente de otras bandas.
(Emilio R.)
Regreso al contenido