Permission to land (2003)

permission (4K)

Banda liderada por el vocalista, teclista y guitarrista Justin Hawkins que tuvo un éxito tan grande como inesperado en el año 2003 con este album de debut y fundamentalmente con el single "I Believe in a Thing Called Love".

Durante casi 39 minutos uno viaja los ochenta y está de nuevo en la época dorada del heavy de esa época escuchando a una remezcla de Guns 'n' Roses, Aerosmith, Poison, Cinderella y ¿Queen?.

Evidentemente el nivel del album no se acerca al de aquellos pero a veces la sensación de deja vù es tan grande que uno piensa si no estarán de broma y serán una parodia.

Incluye la correspondiente balada heavy, imprescindible en estos discos "Holding my own".

En todo caso, disco curioso y divertido de escuchar de heavy ochentero hecho en el siglo XXI.

Track list
Producido por Pedro Ferreira

 

One way ticket to Hell...and back (2005)

wave (1K)

Tras el éxito bestial y seguramente inesperado de su disco de debut, la banda decide seguir el lema "Más es más" y echa más leña al fuego.

Todos los clichés que hacen su música tan reconocible e inmediata, todos sus rasgos principales los llevan aún un poco más al extremo en su segundo disco.

Lo de la forma de cantar de Justin Hawkins ya no es falsete, es lo siguiente (a veces duele la garganta de escucharlo).

¿Nos dicen que la influencia de Queen es evidente?...pues llamamos como productor a Roy Thomas Baker, colaborador habitual de Queen y productor entre otros de "A night at the opera".

El disco abre con el primer single que le da nombre al album y enseguida viene el segundo "Is it just me?", pero cualquiera de las cuatro primeras canciones podría haber sonado suficiente como para llegar a las listas de éxitos.

La verdad es que la primera mitad del disco hace honor a la portada porque los cortes te atropellan y te pasan por encima como una locomotora.

Justo en la mitad suena la fantástica "Seemed Like a Good Idea at the Time".

A partir de la ¿escocesa? "Hazel eyes" la cosa va bajando un poco de nivel (lógico por otra parte), todavía podemos escuchar un temazo como "Bald".

Sin embargo de ahí al final sí que es verdad que es mucho más flojo con un tema como "Girlfriend" que introduce unos arreglos disco que son de verguenza ajena además con una letra y un solo acorde.

Personalmente me gusta menos que el primer disco, pero en general es un disco muy divertido que merece la pena.

Track list
Producido por Roy Thomas Baker

 

Hot cakes (2012)

wave (1K)

Tras cinco años desde su disco anterior y cuando ya parecía que la disolución del grupo era definitiva nos encontramos con la agradable sorpresa de que The Darkness volvían a publicar disco.

A pesar de las desavenencias que dieron lugar a esta separación, cuando los hermanos Hawkins se juntaron y compusieron un puñado de canciones llegaron a la conclusión de que lo mejor era intentar reunir a la formación original, lo que suponía llamar a Ed Graham como batería y pedir al bajista Frankie Poullain que volviera a formar parte de la banda. Evidente no hubo problema.

No esperes sorpresas, cambios de estilo o experimentación a pesar del cambio de productor y a que los dos hermanos Hawkins se encargan también de parte de la misma. El disco es más de lo mismo y suena a The Darknes desde el primer momento (incluyendo un par de baladas marca de la casa). Si te gustan los dos primeros discos te va a gustar este, más allá de que cada uno tenemos preferencia por alguno en concreto.

Los singles fueron "Nothing's gonna stop us", "Every inch of you", "Everybody have a good time" y "With a woman". También incluye una versión de "Street spirit" de un grupo tan alejado estéticamente de ellos como son Radiohead.

Como curiosidad en la versión de lujo del cd incluye una canción llamada "Cannonball", que aunque no es de las mejores tiene el atractivo de contar con la flauta del mismísimo Ian Anderson.

Buen disco y como siempre, diversión garantizada.

Track list
Producido por Justin Hawkins, Dan Hawkins y Nick Brine