Blak and blu (2012)

wave (1K)

Aunque ya había publicado anteriormente con pequeñas discográficas independientes este es el debut de Gary Clark Jr. con una grande.

Un disco que es sobre todo ecléctico y variado lo que le permite exhibir su talento en diferentes estilos.

Desde el rock ("Travis county") hasta el R & B con gotas de funk y hip hop ("The life", "Glitter ain't gold" o "Things are changin'") hasta una forma de cantar que recuerda inevitablemente a Prince ("Please come home" o "You saved me").

Sin embargo a mí personalmente lo que me gusta de este tipo es cuando coge la guitarra y se pone a hacer blues ruidoso, distorsionado y arrastrado. Impresionante los sonidos que llega a sacar en canciones como "When my train pulls in", "Numb" o "Next door neighbor".

La canción con más repercusión comercial fue una "blackkeysesca" (perdón por el palabro) "Bright lights" y también incluye un fantástico medley donde funde una canción desconocida, al menos para mí, de Hendrix llamada "Third stone from the sun" con "If you love me like you say" de Little Johnny Taylor. Uno de los momentos potentes del disco.

Un disco que puede que se disperse estilísticamente ya que va oscilando de un extremo a otro pero que es muy completo y entretenido. Cada canción cambia radicalmente respecto de la anterior lo que lo convierte casi en un manual de estilos.

También es cierto que me parece un artista que es más un intérprete que un compositor.

Buen disco, sin duda recomendable, de un músico a seguir la pista.

Track list
Producido por Mike Elizondo y Rob Cavallo

 

The story of Sonny Boy Slim (2015)

wave (1K)

El segundo disco largo de Gary Clark Jr. me deja un sabor agridulce.

En principio es un buen disco, interesante, de un artista que es de lo más talentoso que he visto en mucho tiempo.

Lo que ocurre es que cuando lo veo tocar blues me parece tan sumamente bueno con la guitarra y las sensaciones en sus inicios fueron tan buenas (se le llegó a comparar en proyección con Clapton o Hendrix), que las expectativas generadas fueron quizás excesivas y claro, luego llegan las comparaciones y el subsiguiente bajón.

Insisto en que esto no hace que el disco no sea muy recomendable. El talento y el gusto de este tipo para tocar todos los palos de la música negra (soul, gospel, blues, funk o incluso toques de hip hop) hace que sea de lo mejor que he escuchado en años.

Aunque no destaca especialmente como compositor, el comienzo del disco con "The healing" o "Grinder" es espectacular y más adelante temas como "Church", "Stay" o "Shake" merecen mucho la pena. Cuando coge la guitarra y la usa como sabe realmente es algo a tener en cuenta.

Pero ocurre que en la otra mitad de cortes coquetea con una una versión comercial y más facilona de R & B que, por decirlo de alguna forma, le quita credibilidad. Canciones por ejemplo como "Star", "BYOB", "Can't sleep" o "Hold on".

Por cierto, como me recuerda cantando a Prince cuando usa el falsete en "Our love" o "Cold blooded".

En resumen, un buen disco pero que nos deja con este magistral guitarrista en una encrucijada donde un camino le lleva a convertirse en el revitalizador y el heredero del blues en el siglo XXI y otro a convertirse en uno más de la legión de insípidos intérpretes en las listas de éxito de la música negra.

Track list
Producido por Gary Clark Jr.