Inventario (1978)

wave (1K)

El primer disco de este chaval de Ubeda que ya había dejado el pueblo para marcharse a Madrid.

La portada ya nos da a entender la imagen que Sabina parecía tener de sí mismo, tabaco, alcohol (supongo que mostrar las drogas en ese momento ya habría sido excesivo), mujeres y por supuesto una guitarra.

Porque en este disco Sabina cuadra con el arquetipo de cantautor. Canciones con letras que son más poesías que otra cosa y en las que la música tiene un papel menos importante.

En este sentido no encontrarás rock por ningun lado y sí canción francesa, tango o música tradicional recuperada del folclore español.

Ejemplos de esto son "1968", "Tango del quinielista" o "Romance de la dama y el pastor".

Pero en general el disco es un poco flojo y con los años sólo ha sobrevivido "Tratado de impaciencia nº10" y quizás el tema que le da nombre al disco.

También incluye un tema como "40 Orsett Terrace" que parece el germen de lo que sería el tipo de canción totalmente reconocible de Sabina.

De la mitad del album al final predomina la canción protesta con canciones con letras que aunque conservan el valor histórico del tiempo post franquista en que fueron escritas, ahora se ven un poco desfasadas y llenas de una melancolía y resentimiento espero que ya superados. Canciones como "Donde dijeron digo decid Diego", "Canción para las manos de un soldado", "Palabras como cuerpos" o "Mi vecino de arriba".

Un disco interesante cuando se publicó pero que ahora resulta anacrónico.

Sólo para muy fans.

Track list
Producido por Gustavo Ramudo

 

Malas compañías (1980)

wave (1K)

El segundo album en la carrera de Sabina es uno de sus mejores discos.

Sobre todo porque incluye dos de las mejores canciones que para mi gusto ha compuesto nunca, "Calle Melancolía" y "Pongamos que hablo de Madrid". Pero que además también contiene "Qué demasiao", "Carguen, apunten, fuego", "Gulliver", "Pasándolo bien" y la divertida y tropical "Círculos viciosos" firmada por Chicho Sánchez Ferlosio.

Un disco que se puede considerar todavía como folk, con mucho de acústico pero donde ya se empiezan a escuchar las guitarras eléctricas y donde el rock empieza a asomar.

Muy buen disco.

Track list
Producido por José Luis de Carlos

 

La Mandrágora (1981)

wave (1K)

Aunque está incluído dentro de la discografía de Sabina, este album es tanto o más un disco de Javier Krahe y en menor medida también de Alberto Pérez.

Se trata de un disco en directo que recoge una actuación en vivo en el bar que da nombre al mismo, La Mandrágora.

Para mi gusto destacan sobre todo los temas llenos de acidez e ironía de Krahe como "Marieta", "Un burdo rumor", "El cromosema", "Villatripas" y sobre todo "La hoguera". Con unas letras humorísticas en las que da un repaso a la religión, el sexo o la pena de muerte. También es cierto que musicalmente no son una maravilla.

También incluye temas de un por entonces casi desconocido Sabina, todas de su segundo album y en versión prácticamente acústicas, como "Pongamos que hablo de Madrid", "Pasándolo bien", "Adivina, adivinanza" o "Círculos viciosos".

El momento destacado de Alberto Pérez llega cuando interpreta una versión traducida por Javier Krahe de "La tormenta" de Brassens.

El disco está grabado en un directo tan crudo que se escucha a la gente reir, toser, por supuesto aplaudir e incluso romper un vaso; este último hecho junto con la "desaparición" por momentos de Javier Krahe da la oportunidad a Alberto Pérez para casi improvisar un tema en la introducción de "Mi ovejita Lucera".

Un disco que es historia de la música de cantautor durante la transición española. Además ha quedado como un momento único ya que las actuaciones del trío no tuvieron continuidad.

Indispensable conocerlo.

Track list

 

Ruleta Rusa (1984)

ruleta (3K)

El tercer album de Joaquín Sabina, publicado tras su colaboración con Javier Perez y Javier Krahe, es para mí uno de sus mejores discos.

Por entonces todavía tenía voz, aunque nunca ha sido esto lo mejor de sus canciones, sino unas letras fantásticas.

El sonido del disco no es muy brillante pero incluye varios clásicos de su repertorio como "Caballo De Carton", "Eh, Sabina", "Juana La Loca" o "Pisa El Acelerador".

Mezcla de música de cantautor de los de la guitarra acústica y rock callejero y suburbial consecuencia de la colaboración con su banda de toda la vida, Viceversa.

Muy buen disco.

Track list
Producido por Joaquín Sabina

 

Juez y parte (1985)

juez (4K)

Continúa la línea del anterior aunque el sonido y la producción son mejores que en aquél.

El disco es el único de su discografía firmado por Joaquín Sabina y Viceversa, de hecho hay un par de canciones coescritas con Pancho Varona y Javier Martinez, miembros de dicha banda que por entonces también le acompañaba en los directos.

Incluye varias joyas de su repertorio como "Cuando Era Mas Joven", "El Joven Aprendiz De Pintor" o "Princesa".

También un par de temas que tuvieron mucho éxito como "Rebajas De Enero" y la acelerada "Incompatibilidad De Caracteres".

Y las letras, siempre las letras marca de la casa. Geniales.

Muy buen disco.

Track list
Producido por Jesús Gómez

 

En directo (1986)

wave (1K)

Fantástico disco doble en directo de Joaquín Sabina acompañado de Viceversa, su banda habitual de esa época. Recoge con un buen sonido lo que era un directo de Sabina en los ochenta.

Abre con "Ocupen su localidad", tema donde nos anticipa un programa de lo más variado y excitante. No lo dudes, te vas a divertir.

A partir de ahí va pasando por muchas de las joyas que ya componían su repertorio por entonces como "Cuando era más joven", "Princesa", "El joven aprendíz de pintor", "Juana la loca", "Calle Melancolía" o "Pongamos que hablo de Madrid".

Cuenta con algún invitado de excepción, amiguetes suyos por otra parte, como Ricardo Solfa, Javier Krahe (compañero de sus primeras correrías musicales) o Javier Gurruchaga que hace coros al final del concierto e interpreta a duo con Sabina "Pisa el acelerador".

Mención especial merece el tema cantado y compuesto para la ocasión por Luis Eduardo Aute titulado "Pongamos que hablo de Joaquín".

Además "Caballo de cartón", "Que demasiao" o "Rebajas de enero".

Un disco espectacular e imprescindible que cierra una etapa en su carrera. Después tendría muchos otros éxitos pero esa primera época tiene algo de especial.

Track list

 

Hotel, Dulce Hotel (1987)

hotel (4K)

Con este disco se cierra para mí la trilogía imprescindible de Sabina. Todo lo que vino después no me interesa tanto, a pesar de que siempre ha habido canciones sueltas que me han gustado. Cuestión de gustos.

Incluye como canciones más conocidas "Así Estoy Yo Sin Tí", "Pacto Entre Caballeros", "Que Se Llama Soledad", "Oiga, Doctor" y "Hotel, Dulce Hotel".

Mi favorita en todo caso es "Besos De Judas".

El disco esta firmado por Sabina en solitario pero sigue contando con la colaboración de los Viceversa como banda de acompañamiento y participando en la composición de algun tema.

Buen disco.

Track list
Producido por Jesús Gómez

 

El hombre del traje gris (1988)

wave (1K)

Un album que abre una etapa nueva en la discografía de Sabina.

Abandona el rock casi de forma definitiva y aumenta el porcentaje de temas pop, más tranquilos y maduros (el último tema "Rap del optimista" no deja de ser sólo una anécdota). Además es un disco lleno de nostalgia y melancolía, la verdad es que es bastante triste.

La primera mitad del disco es realmente buena, con canciones como "Eva tomando el sol", "Besos en la frente", "Una de romanos" o "¿Quién me ha robado el mes de abril?", esta última es en mi opinión unas de las más bonitas que ha escrito nunca Sabina.

Aunque ya no se acompañaba de Viceversa, el tema "Locos de atar" está firmado por Sabina junto a Manolo Rodriguez y Javi Martinez. El grupo Viceversa incluyó su propia versión en el disco "Reina de copas" que sacaron ese mismo año.

La segunda mitad, a partir de ese corte, en mi opinión flojea bastante al menos musicalmente. Incluye varias canciones con estilos muy diferentes pero que no me gustan demasiado.

Cosa distinta son las letras. Historias tristes pero muy bonitas, melancólicas, de perdedores, como "¡Al ladrón, al ladrón!" o "Cuando aprieta el frio".

La música bajó de nivel aunque se confirmó como un poeta genial, con letras llenas de metáforas, símiles a montones y demás.

Un disco descompensado. Con una mitad muy buena y otra flojita.

Con este disco desconecté de Sabina, em pezó a parecerme menos interesante.

Track list
Producido por Pancho Varona, Antonio García de Diego, Luis Fernández Soria y Joaquín Sabina

 

Mentiras piadosas (1990)

wave (1K)

Un disco en el que Sabina abre el abanico de estilos de su música.

Sigue contando sus historias y haciendo sus rimas y metáforas, pero en este disco empieza a incluir ritmos latinos en sus canciones de mayor éxito como "Eclipse de mar" o "Con un par", tema este último donde el protagonista es el famoso Dioni. Singles comerciales y de éxito pero flojos.

Curiosamente es un disco que también incluye algunas de las canciones más rockeras y marchosas en mucho tiempo como "Cristina", "El muro de Berlin" o "Ataque de tos", esta última compuesta junto a Javier Vargas. Temas que recuerdan a sus mejores discos aunque en mi opinión sin llegar a ese nivel.

De hecho me parece un disco más bien flojo, no creo que ninguna de las canciones del mismo sean de las mejores que ha escrito en su carrera y hay sin embargo muchas que me parecen mediocres.

Aunque las letras de Sabina siempre son interesantes, empieza a hacerse un poco repetitivo, y se le critica no sin razón que abusa de las metáforas en las letras de sus canciones.

Para mí un disco prescindible.

Track list
Producido por Pancho Varona, Antonio García de Diego y Joaquín Sabina

 

19 días y 500 noches (1999)

wave (1K)

Para muchos el mejor disco de su discografía. Y aunque a mí me siguen gustando más su primera época debo reconocer que me parece su disco más completo.

Lo cual no tiene que ser bueno necesariamente, pero se entiende que un disco que además de buenas canciones toca tantos palos por fuerza le va a gustar a mucha gente. El éxito comercial fue arrollador, especialmente en un momento en su carrera en el que su popularidad estaba un poco bajo mínimos.

A lo largo del disco se puede escuchar rock, pop, blues, ranchera, hip-hop, tango, rumba, flamenco (seguramente me dejo alguno). Otra cosa es que mis gustos musicales no sean tan amplios por lo que me sobran más de la mitad de los estilos citados.

Mención especial merecen como siempre las letras que son sencillamente magistrales. De las mejores de su discografía.

Incluye por supuesto el tema que le da nombre al álbum. Una de sus canciones más conocidas.

Sin duda uno de sus mejores discos.

Track list
Producido por Alejo Estivel

 

Lo niego todo (2017)

wave (1K)

El "he perdido la cuenta" disco de Joaquín Sabina es el resultado de la colaboración con Leyva, que hace un gran trabajo en la producción, y con el escritor Benjamin Prado, que colabora en las letras. Y comienzo por decir esto porque intuyo que estos dos personajes tienen mucho que ver con este intento de dar a la trayectoria de Sabina un nuevo impulso y un rumbo diferente. Algo que creo de agradecer tratándose de un artista que podría vivir perfectamente de las rentas.

De forma que Leyva se lo lleva a Nashville (en sentido metafórico ya que el disco se gestó en Cádiz) y utilizando los cánones del rock nortamericano factura un disco sorprendente por lo que lo aleja de su sonido en los últimos trabajos y que coloca a Sabina en un registro, si no totalmente inédito teniendo en cuenta que en gran parte de su carrera le ha gustado tocar todos los palos (me refiero musicalmente), sí mucho más cercano a sus inicios.

Y aunque él niega que nunca haya sido el Bob Dylan español y tampoco es cuestión de ser a la vejez el Willie Nelson patrio, este cambio de dirección que no deja de ser un retorno, me hace personalmente volver a conectar con su música ya que siempre había echado de menos al Sabina de los primeros discos. Esta espera de su vuelta al rock ha durado ¿25 años?. Demasiado.

Así el disco empieza con varios canciones que son de lo más interesante que ha hecho en muchos años como "Quien más quien menos" o "Lo niego todo" (un auténtico temazo) y según van sonando los temas queda claro que la idea de sonar a JJ Cale no se va a quedar solo el homenaje de "No tan deprisa" y efectivamente se confirma más adelante con "Canción de primavera", "Lagrimas de marmol", "Las noches de domingo" y otro temazo como "Sin pena ni gloria".

Y aunque no termino de verlo en el porche y la mecedora la idea funciona y el disco suena fresco y actual, a pesar de que su voz está realmente en la últimas y necesita ayuda en los coros casi continuamente.

En la parte final se permite esa mezcla de estilos que tanto gusta a Sabina con el reggae de "¿Qué estoy haciendo aquí?", y la rumba de "Churumbelas". Ya antes habíamos escuchado los aires rancheros en "La postdata" pero para mí quedan como una anécdota. Yo personalmente me las habría ahorrado y me habría lanzado directamente a la armónica y la guitarra de "Por delicadeza", otra gran canción, sin duda una de las mejores del disco.

Las letras, sin embargo, y a pesar de la aportación de Benjamín Prado no incluyen sorpresas. Y no digo que no estén bien pero la mayoría parece que ya las has escuchado antes o recuerdan a las de otra canción (también hay algún guiño a sus propias composiciones más antiguas). Las típicas rimas y metáforas y chistecillos de Sabina y las referencias al mes de abril, Lavapiés, Veronicas, Camarón o los dry Martinez. Así hasta el infinito.

Tampoco la temática de las canciones es nueva; amor, desamor, sexo, juerga y en resumen su propia vida y milagros y su misma persona. Quizás tienen un tono más nostálgico que otras veces.

Al final el intento de reinventarse y empezar de cero musicalmente se queda solo a medias porque sigue siendo un disco reconocible de Sabina aunque sea sobre todo por las letras y no tanto por la música. Pero no se trata de olvidar lo fundamental y es que permite disfrutar de un puñado de buenas canciones, no se si mejores que las de sus últimos discos pero seguro que tratadas de una forma diferente, lo que al menos para mí las hace más atractivas.

Un disco que me deja triste tras su escucha por lo que tiene de mirada al pasado y (esperemos que no) de despedida.

Aun así, un buen disco. El mejor para mi gusto en muchos años.

Track list
Producido por Leiva