nevermind - Mi musica

Vaya al Contenido
1. Smells Like Teen Spirit
2. In Bloom
3. Come As You Are
4. Breed
5. Lithium
6. Polly
7. Territorial Pissings
8. Drain You
9. Lounge Act
10. Stay Away
11. On A Plain
12. Something In The Way

Producido por Butch Vig

Hay discos buenos y malos. Hay discos que te gustan o no. Pero esto no es sólo un disco. Es mucho más.
Y por mucho que yo escriba aquí nunca voy a poder expresar con palabras el subidón de estar en una discoteca (sí amigos, en los ochenta y noventa todavía ponían "música" en las discotecas) y al sonar "Lithium" empezar a dar saltos y gritos como un loco junto con los amigos y que "lo otros" se te quedaran mirando como si fueras un marciano.
Tengo grabado en la mente el momento en que Rafael Abitbol puso en Rock 3 "una canción de tres tipos de Seattle llamada "Smells like teen spirit"..." y me ocurre algo así como el dónde estabas tu cuando murió Kennedy.
Quizás no sea el mejor disco de grunge ni la mejor banda pero fueron los que abrieron el camino, los que rompieron la baraja, los que crearon un punto de inflexión en la música independiente de esos años, una referencia.
Aprovechando que fue el último vinilo que me compré lo voy a analizar según yo veía el álbum en ese momento.
Comienza con la chispa que causó la explosión llamada "Smells like teen spirit", fantástica canción que murió de éxito. Tuvo tanto que al final Kurt Cobain se negaba a tocarla en los conciertos.
Y continúa con una serie que incluye "In bloom", "Come as you are", "Breed" y la mencionada "Lithium". Termina la cara A con una acústica, marca de la casa como luego se demostrará en el unplugged, "Polly".
Y comienza la cara B con otro disparo (perdón por la metáfora, Kurt), "Meadas territoriales" la canción más hardcore del álbum.
Continúa con más canciones de éxito "Drain you","Lounge act" y "Stay away".
No es posible nombrar una favorita pero me encanta "On a plain", no sé si por la simplicidad de la rima o por el final de la canción con las voces una vez que la música ha cesado. Genial.
Y finaliza como la cara A con "Something in the way", una canción lenta intensísima y con un chelo que pone los pelos de punta, especialmente una vez conocido el final de Kurt Cobain.
Como curiosidad, producción de Butch Vig que supo potenciar a la perfección las melodías pop de las composiciones de Kurt Cobain con la furia y la dureza de las guitarras grunge y claro, de la batería a cargo de Dave Grohl. De Criss Novoselic nunca más se supo.
Por supuesto un disco imprescindible.
Regreso al contenido