Innerspeaker (2010)

wave (1K)

El primer disco largo de la discografía de la banda australiana Tame Impala y el disco que nos sirvió para descubrir a Kevin Parker. Porque aunque he dicho banda realmente Tame Impala es un grupo con un solo miembro, Parker.

Debe ser que en Perth no hay mucho que hacer. Y supongo que en una cabaña destartalada en la costa a unos kilómetros de allí menos todavía. Allí se marcho Kevin Parker para grabar prácticamente solo este primer disco, en el que además de la voz, toca y graba todos los instrumentos, usando guitarras y pero sobre todo mucho sintetizador y mucha caja de ritmos. Evidentemente también es autor de todos los cortes.

Un disco que es más que nada un revival del pop psicodélico (hay canciones como "Desire be desire go" o "Lucidity" que enlazan directamente con la psicodelia de los sesenta, quizás con un sonido un poco más electrónico) y que suena a artesanal, un poco low-fi. Está producido también por Parker aunque para mezcla solicitó la ayuda de Dave Fridmann.

Incluye buenas canciones como "It is not meant to be", "Why won't you make up your mind", "Solitude is bliss" o "The bold arrow of time". Realmente todas las canciones son interesantes aunque en algún momento tanta psicodelia se pueda hacer pesada y repetitiva.

Un buen disco, que llama la atención como algo nuevo a pesar de basarse en la revisión de algo antiguo y que ha sacado a la luz el talento de Kevin Parker.

Track list
Producido por Kevin Parker

 

Currents (2015)

wave (1K)

Tercer disco de Tame Impala y Kevin Parker nuevamente lo hace prácticamente todo solo, a su aire, siguiendo su propio camino y su particular evolución musical.

Más sintetizadores, menos guitarras y en general un álbum más electrónico, lleno de filtros y efectos muchas veces desconcertantes pero a la vez atractivos y con mucho trabajo de producción (quizás porque producir a otros artistas fue lo que estuvo haciendo en el lapso de tiempo que estuvo sin sacar disco).

Sigue teniendo ese aroma a pop psicodélico sesentero aunque actualizado, con una música relajada, a cámara lenta, cercana al sonido ambiente (especialmente en interludios como "Nangs" o "Gossip").

En mi opinión el interés del disco se focaliza mucho en "Let it happen" y "The less I know the better", dos auténticos temazos de esos que no te cansas de escuchar. El resto de cortes no me parece que tengan el mismo nivel, como si su esfuerzo se dispersara o se difuminara sin que sean suficientemente buenos como para mantener mi interés en una escucha completa del disco aunque hay varias canciones más que me gustan como "The moment" o "Reality in motion". Pero hay momentos realmente descartables para mí como "Past life" o "Cause I'm a man" y llego a la parte final un poco saturado. Mejor en pequeñas dosis.

En todo caso no es un disco para pasar por alto, tiene algo atractivo y hay que reconocer que va gustando más con cada escucha.

Un disco interesante pero irregular que sin duda no gusta a todo el mundo, tu mismo.

Track list
Producido por Kevin Parker