Casanova (1996)

wave (1K)

El disco que hizo populares, siempre hablando en estándares de pop indie, al grupo liderado por el norirlandés Neil Hannon aunque definirlo así es quedarme corto ya que el tipo toca bajo, guitarra, teclados, percusión y además canta. Por supuesto firma todos los cortes del álbum.

Lo cual no quiere decir que hiciera el disco solo sino que se acompaña de una banda y por supuesto delega en toda la parte relativa a orquestación (que en este trabajo tiene su importancia).

El éxito le llegó sobre todo gracias a singles como "Something for the weekend", "Becoming more like Alfie" o "The frog princess" que no funcionaron mal en las listas.

Personalmente y aparte de las mencionadas me gusta mucho "Songs of love", maravillosa en su sencillez.

Un disco de pop inclasificable, con clase y estilo, maravillosas melodías y con muy buenas canciones que hay que escuchar intentando quitarse prejuicios de la cabeza si se quiere disfrutar ("Charge" o "A woman of the world"). Por no mencionar "Theme from Casanova".

Desde luego quedan al margen de la oleada de pop británico de esos años.

Son algo diferente y por momentos especial (a veces tienes la sensación de estar escuchando un musical).

Interesante.

Track list
Producido por Darren Allison y Neil Hannon

 

A short album about love (1997)

wave (1K)

El sorprendente disco que publicaron (o mejor dicho publicó) The Divine Comedy (Neil Hannon) tras el éxito de "Casanova", si bien es cierto que ese éxito fue más de crítica que de público.

El título no engaña y es totalmente coherente. Un álbum corto de solo siete canciones y aunque no es para nada rácano con la duración de las canciones no deja de ser un mini Lp o si quieres un Ep y que gira desde el primer minuto al último sobre el amor romántico y casi platónico. Publicado por si había alguna duda un día de San Valentín.

Acompañado Neil Hannon además de por la banda por una orquesta de 30 miembros llamada The Brunel Ensemble y sin embargo no puede sonar más pop. Tampoco puede sonar más orquestal, no podía ser de otra forma. Con muchos y muy buenos arreglos orquestales, la presencia de la batería y resto de instrumentos de un grupo pop de los noventa es casi testimonial. Suena más bien a Burt Bacharach o Scott Walker.

Un disco pretencioso, pomposo y en momentos excesivo y que sin embargo gracias a la elegancia y el buen gusto de Neil Hannon así como a su honestidad al interpretarlo y a esa forma de cantar mezcla entre barítono y crooner, con ese ingles totalmente británico, acaba resultando un buen disco.

Canciones como "If I were you", "If", "In pursuit of happiness" y sobre todo "Everybody knows" te acaban enganchando.

Seguramente sea solo para fans por su duración y por lo peculiar del proyecto y puede que no sea el mejor para descubrir a The Divine Comedy pero no deja de ser trabajo interesante de un artista distinto dentro del brit pop de los noventa que no te va a dejar indiferente.

Track list