Jailbreak (1976)

wave (1K)

Un muy buen disco de Thin Lizzy. Para muchos de sus seguidores su obra cumbre. Sin duda su disco con mayor repercusión y el que le hizo definitivamente famosos, debido sobre todo al impacto que tuvo en USA el single "The boys are back in town", el clásico entre los clásicos de su repertorio, y otro temazo más como"Jailbreak". Lo cierto es que por lo que he leído, Lynott se esforzó en este momento de la carrera de Thin Lizzy en proporcionar a algunas canciones un sonido que le permitiera conseguir algún gran hit en las listas, y desde luego lo consiguió.

Pero en general las canciones tienen su infalible mezcla de rock duro clásico y de pop comercial, temas directos y de fácil escucha. También utilizan las dobles guitarras marca de la casa de Scott Gorham y Brian Robertson y esos riffs que suenan totalmente actuales y no a "viejuno", a pesar de tratarse de un auténtico "clásico" del rock.

Por supuesto la guinda de todo son las letras (historias de macarras duros pero con corazón), el ritmo y la forma de cantar de Phill Lynott.

Un disco redondo con canciones como "Cowboy song" (pedazo de canción), "Running back" (el propio Lynott dijo estar muy influenciada por el soul celta de Van Morrison) o "Warriors". Como siempre ocurre con un disco de este nivel, la idea es citar algún corte pero realmente son nueve temazos, sin relleno y sin desperdicio. La única pega quizás es que sea un disco breve, aunque esto también casi siempre es una virtud si a cambio de esa brevedad te gustan todas las canciones del disco.

De la primera a la última que es "Esmerald", otra joya con una guitarras sencillamente fantásticas.

Un clásico imprescindible, de una banda que aportó sin duda mucho a la evolución del rock de los setenta.

Track list
Producido por John Alcock

 

Bad reputation (1977)

wave (1K)

Son los setenta, para muchos la édad dorada del rock guitarrero, y la banda liderada por Phil Lynott fue una de las muchas que contribuyeron a que esto sea percibido así.

Con su típica mezcla de fuerza y melodía, de rock duro con corazón pop.

La producción corre a cargo de Tony Visconti y sin duda las manos de este genio se notan en la calidad y brillantez del sonido así como en la variedad de registros. A propósito, el saxo que puedes escuchar en el que fue un single de éxito "Dancing in the moonlight", y en algún otro momento del álbum como en Downtown sundown, es el de John Helliwell (sí, el de Supertramp).

De todas formas, esa canción no es digamos la que marca el tono del disco sino más bien canciones con un poco más de rock, como "Soldier of fortune", "Bad reputation" o "Killer without a cause".

Y dicho todo esto todavía hay un par de canciones que me gustan especialmente, "Opium trail" y "Southbound".

Cierra con la muy mística y religiosa "Dear Lord", buena canción con una destacable intro.

La banda en ese momento, ante una lesión del guitarra Brian Robertson en una bronca de bar, quedó reducido a trío con Scott Gorham (guitarra) y Brian Downey (batería) acompañando a Lynott. Por lo visto Phil Lynott estaba un poco harto de Robertson de forma que no aparece en la portada (aunque sí en el resto de fotos) y su escasa aportación al disco queda etiquetada como de "artista invitado". Fue el último álbum de Thin Lizzy en el que participó.

Un disco fantástico y redondo. Uno de sus clásicos publicado en la que sin duda es su mejor época.

Imprescindible.

Track list
Producido por Thin Lizzy y Tony Visconti

 

Black Rose (1979)

wave (1K)

Disco publicado en 1979 y uno de los más conocidos y de mayor éxito de su discografía.

A pesar de que se incorpora a la banda nada menos que Gary Moore no es un disco demasiado rockero sino que mantiene su típico equilibrio entre el rock duro y el pop de radio fórmula.

De forma que junto a temas como "Toughest street in town", "Got to give it up" (una de mis favoritas del disco) o "Get out of here" encontramos también canciones como "Sarah", "Waiting for an alibi" o "With love". Envoltorio heavy para un interior de lo más pop.

El álbum cierra con el curioso experimento y este es la canción que le da nombre al disco. Con una duración más larga que el resto, está conformado con partes de temas tradicionales celtas (no hay que olvidar que tanto Lynott como Moore son de la isla de Irlanda, aunque uno sea de Belfast y el otro de Dublín) junto con otras originales, en un intento, según se extrae de la letra, de homenajear y aportar su grano de arena para perpetuar la tradición cultural celta. En todo caso lo mejor de la canción es que permite a Gary Moore tener espacio para explayarse con la guitarra.

Por cierto que el nombre del corte, "Róisín dubh", supongo que significa rosa negra en gaélico.

Buen disco porque a fin de cuentas son un puñado de buenas canciones.

Track list
Producido por Tony Visconti