Woody Guthrie es un cantautor folk nacido en 1917 y fallecido en 1967 que ha sido reconocido como influencia por muchos de los grandes músicos de la escena norteamericana como Springsteen, Dylan, Pete Seeger o John Mellencamp por citar algunos.

Se trata de un tipo que con su voz y su guitarra (que por cierto llevaba muchas veces escrito encima "Esta máquina mata fascistas") se dedicó sobre todo a denunciar a través de las letras de sus canciones muchas de las injusticias sociales de la época de la Gran Depresión en EEUU.

Se le considera uno de los padres del folk y dicen que si no hubiera apadrinado a un tal Robert Zimmerman de Minesota que le visitó cuando este todavía era un jovenzuelo al que nadie conocía y Woodie Guthrie ya estaba cerca de fallecer de la enfermedad neurológica que acabó con él, la historia de la música popular habría sido diferente.

 

Dust bowl ballads (1940)

wave (1K)

Más que una reseña musical, esto es una clase de historia norteamericana.

Para entender este disco primero hay que entender su título.

Y es que en la época de la Gran Depresión se produjo un fenómeno llamado "dust bowl" que hizo que los campos de cultivo de Oklahoma se cubrieran con una capa de polvo que llevó a miles de agricultores a la ruina, lo que provocó una emigración masiva de los llamados, muchas veces despectivamente, "oakies" hacia California huyendo de la miseria. La mejor descripción de lo que esto supuso para tanta gente está magistralmente escrita en la novela "Las uvas de la ira" del nobel John Steinbeck.

Guthrie fue uno de esos emigrantes que viajaba a California, y se convirtió en el trovador de este hecho histórico a través de las letras de sus canciones por lo que muchas de ellas hablan de este tema, denunciando las injusticias a las que se vieron sometidos..

Este es el primer disco que grabó, lo hizo en Nueva York en 1940, y probablemente sea el más conocido.

No es un disco que yo pueda escuchar del tirón porque musicalmente es muy básico, sencillo. Demasiado limitado para mi gusto. Pero claro lo interesante es escuchar y entender las letras valorándolas en su contexto histórico.

No es un disco para recomendar pero esta claro que la gran influencia que tuvo en todo lo que vino después hace imprescindible conocerlo al menos.

Track list
Producido por R.P. Weatherald

 

A vision shared (1988)

wave (1K)

Disco de homenaje a Woody Guthrie y Lead Belly, dos de los primeros músicos folk (aunque Belly suena un poco más blues) de la historia. Estamos hablando de los años treinta cuando no existía la industria musical y la escena folk la formaban cuatro gatos.

La influencia posterior de ambos es incalculable.

Además los dos eran amigos y admiradores mutuos, compartiendo una visión (de ahí el título del disco) de la situación social en EEUU en esos años. La que les daba su origen humilde y su continuo contacto con los más desfavorecidos en esa época (que en plena crisis económica eran muchos). Tuvo que ser memorable verlos tocar juntos (algo que por lo visto hacían con frecuencia).

El disco está estructurado de forma que las canciones de Guthrie y Belly se van intercalando a lo largo del mismo.

También por la lista de canciones se comprueba que el nivel de los artistas que participan en el proyecto es alto. Están varios de los grandes como Dylan, Mellencamp, Willie Nelson, Brian Wilson o Emmylou Harris.

Bruce Springsteen hace dos temas y los dos de Woody Guthrie y también llama la atención la versión de Little Richard por lo alejada de la original.

De todas formas todos los temas están mucho más pulidos y son más ricos que los originales, más que nada porque estos tenían un sonido muy sencillo y prácticamente sin producción (insisto que hablamos de los años treinta) y a que lo más importante era el mensaje sobre todo social de las letras.

La canción que más suena a Woody Guthrie es, probablemente con toda lógica, la interpretada por su hijo Arlo. Y no me refiero a la voz sino a la sencillez y desnudez con que está grabada.

Pete Seger se encarga de interpretar la canción sin duda más conocida del disco.

Merecido tributo de varios de los grandes de la música norteamericana a dos de sus pioneros, que ganó por cierto un Grammy el año de su publicación.

Track list